Tiempo Ordinario
Lunes, 13 de julio 2020
estola de color verde

Álbum del año 2010

Solemnes cultos en honor de Ntra. Sra. del Amparo

Del lunes 18 al lunes 25 de octubre 2010

Consagración de la Parroquia de San Ginés a la Virgen del Amparo

Virgen del Amparo, Señora y Madre nuestra:

En este día de fiesta todos los miembros de la parroquia de San Ginés, en abrazo y unión familiar, nos ponemos ante ti para manifestarte nuestro amor y agradecimiento de hijos.

Aquí nos tienes un año más a tus pies, con los ojos puestos en ti, como los Apóstoles en Pentecostés: Con un solo corazón y una sola alma, sintiéndonos hijos tuyos —Madre de Dios y de la Iglesia— unidos en el amor del Espíritu Santo y hechos uno con Cristo. Te ofrecemos nuestra alma con todas sus capacidades de amar repletas y nuestro cuerpo con todos sus sentidos dispuestos a testimoniar la presencia de Dios en nosotros y en medio del mundo.

En tu regazo de Madre ponemos nuestros problemas e ilusiones y el trabajo de cada día con la confianza de hijos. Virgen del Amparo, sabemos que tu oración es omnipotente ante el Padre, por eso, tu que eres protectora y refugio espiritual de esta parroquia, guíanos siempre por el camino del bien.

Bendice a nuestros niños. Fortalece la fe de los jóvenes, aviva en ellos el fuego de tu amor y guía sus pasos por los senderos difíciles de la vida; ayúdales a descubrir su vocación. Haz de las familias un reflejo del hogar de Nazaret, donde reine el amor, el respeto, la fidelidad y la gracia. Ayuda a los padres y madres en la trasmisión de la fe cristiana y de los valores humanos y espirituales a sus hijos.

A los ancianos, enfermos, afligidos y a los que se sienten solos, infúndeles el consuelo de tu cercanía y el aliento de nuestra compañía.

Asiste a los necesitados, a los inmigrantes, a los que buscan trabajo y a cuantos han perdido la ilusión y la esperanza y son víctimas de la soledad, la injusticia o el egoísmo de otros. Atrae a los alejados, a los que se han olvidado de ti. Tú, que todo lo consigues, cambia sus corazones.

Protege y guía, Señora, al Papa, a nuestros obispos y sacerdotes y a quienes han decidido entregar sus vidas a la consagración a Dios.

Bendice a la Obra de la Iglesia, a la que está encomendada esta parroquia. Ayúdanos a conocer mejor a Dios y sus planes de amor sobre nosotros, y a hacer de nuestra comunidad parroquial una comunidad viva en comunión de bienes espirituales y materiales.

Acrecienta la vida espiritual y el compromiso de todos nosotros y de cuantos trabajan y colaboran en ella: catequesis, hogares, enlaces de casa, caritas parroquial, ancianos y enfermos, liturgia, hermandades y cofradías. Que todos nos sintamos llamados a participar con generosidad.

Y a los que hoy te invocamos en tu fiesta, danos la alegría de vivir siempre fieles a nuestra condición de hijos de Dios, hijos tuyos y de la Iglesia.

Bajo tu amparo, Madre de Dios, nos ponemos. En nuestra vida seguros caminaremos. No nos dejes de tu mano, que sin ti nada podemos, y después llévanos contigo al cielo, donde revestidos de luz y, a tu lado, daremos gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo por toda la eternidad. Amen.

Procesión
Santa Misa

Procesión

Ofrenda de flores

Álbum del año 2010

subir