Tiempo Ordinario
Domingo, 21 de julio 2024
estola de color verde

Álbum del año 2024

Clausura Sínodo Diocesano

23 junio 2024

Domingo 23 de Junio a las 19:00h.

Sta. Misa de Clausura del Sínodo Diocesano en la Catedral de Sigüenza.
Presidirá nuestro Sr. obispo D. Julián.

Tenéis a vuestra disposición un autobús que saldrá desde S. Ginés a las 17:00h.
Precio: 12€

Inscribirse en el despacho parroquial



Domingo 23: monseñor Julián Ruiz preside la clausura del Sínodo en la catedral

La ceremonia de clausura del Sínodo Diocesano se celebra el domingo 23 de junio, a las 19:00 horas, en la catedral basílica de Sigüenza. Será una eucaristía solemne presidida por monseñor Julián Ruiz Martorell, precisamente en el día en que se cumple medio año de su entrada en la Diocesis de Sigüenza-Guadalajara, a la que llegó el 23 de diciembre de 2023. Con el obispo concelebrarán un notable número de sacerdotes y habrá alta asistencia de fieles llegados de los cuatro puntos cardinales de la diócesis. Así se espera contando con que haya participación similar a la que hubo en la ceremonia inaugural del Sínodo el 2 de diciembre de 2018. Y, en buena parte, a ello contribuirán las cartas de invitación de don Julián, una dirigida a los sacerdotes y otra al pueblo cristiano en general.

La convocatoria sinodal por don Atilano Rodríguez en 2018 ha recorrido, además de la fase previa de ambientación y de preparación de infraestructuras, entre 2018 y 2019, otras tres: la primera, en que se hizo la encuesta sinodal; la segunda y más larga, dedicada a los trabajos de los grupos sinodales en las parroquias, que empezó en 2020 y se vio interrumpida por la pandemia; y la última, realizada en 2024, que se ha dedicado a las cuatro sesiones de Asamblea Sinodal.

Cabe añadir que queda pendiente la fase de aplicación de las conclusiones y propuestas sinodales.

Fuente: Noticias Diócesis de Sigüenza-Guadalajara


El acto oficial de clausura tendrá lugar el domingo 23 de junio en la catedral de Sigüenza

El Sínodo Diocesano entra en la recta final que le lleva hasta el acto oficial de clausura, celebración fechada para el domingo 23 de junio en la catedral de Sigüenza. A tal efecto, la Secretaría General del Sínodo está trabajando en dos líneas. Una para culminar la votación de las últimas propuestas asamblearias y otra para disponer los mensajes, ambiente y actos que coronarán el proceso sinodal.

Así, en esta semana, termina el plazo para que los participantes en la Asamblea Sinodal entreguen sus votaciones sobre las propuestas de la cuarta ponencia, fruto del documento Servimos. En el envío personalizado que ha hecho el secretario general del Sínodo, Ángel Luis Toledano, para solicitar estas votacines, también invita a los sinodales a valorar y votar un Mensaje del Sínodo al Pueblo de Dios, carta que llegará oportunamente a todos los fieles de Sigüenza-Guadalajara. A estas acciones se añaden aquellas otras en que trabaja la Secretaría para ambientarán la coronación del proceso y el acto de claurura del domingo 23 de junio.


Carta del obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara: ‘Sínodo Diocesano: ¡Vívelo!’

Queridos hermanos en el Señor: Os deseo gracia y paz.

Se acerca un día trascendental en la dinámica del Sínodo Diocesano: la sesión pública de clausura, con la celebración de la Eucaristía en la Catedral de Sigüenza, prevista para el día 23 de junio, a las siete de la tarde.

El Sínodo no concluye. Queda por delante la redacción final de los decretos y declaraciones y, sobre todo, la puesta en marcha de los documentos y propuestas sinodales. Queda por delante la vida, y esperamos que sea vida abundante, fecunda.

En el tiempo que hemos vivido, la presencia del Espíritu Santo ha sido manifiesta. Su impulso, su aliento, nos han acompañado y orientado. Son muchos los motivos que tenemos para dar gracias a Dios y para expresar nuestra gratitud a todas las personas que acogieron con solicitud la iniciativa.

♰ Julián Ruiz Martorell, obispo de Sigüenza-Guadalajara

En la fase preparatoria se preparó la encuesta, se recogieron las respuestas, se tabularon, se articuló el cuadro de referencia. Los cuadernos sinodales fueron confeccionados con mucha atención. Nos ofrecieron materiales para leer, reflexionar y orar. Su estructura y redacción nos ayudaron a crecer como Iglesia, a participar con responsabilidad, a vivir en comunión y a comprometernos en la misión.

Los grupos sinodales comenzaron a reunirse desde el convencimiento de que era imprescindible escuchar a las personas y oír lo que el Espíritu Santo suscitaba como respuesta a las necesidades de nuestra Diócesis.

El coronavirus y sus consecuencias tuvieron también un impacto en el ritmo, la intensidad y la ilusión que se habían generado. Las cosas comenzaron a ser diferentes a como se habían programado inicialmente.

En la reanudación, fue posible sintetizar el trabajo realizado en cuatro ponencias. “Llamados”, “Desafiados”, “Evangelizamos”, “Servimos” han sido los puntos cardinales que nos han orientado en nuestro camino de comunión.

Los Reglamentos Sinodales (Reglamento General, Reglamento de los Grupos Sinodales, Reglamento de la Asamblea Sinodal) y los Decretos Episcopales nos han acompañado como pautas de referencia.

La Asamblea Sinodal, con las celebraciones de apertura y clausura, y las cuatro sesiones de oración, encuentro y trabajo, nos han permitido tomar el pulso a nuestra realidad compleja, pero no acomplejada, esperanzada y abierta a la acción del Espíritu Santo y a la corresponsabilidad que brota del corazón.

Ha habido mucha colaboración, las comisiones han trabajado con eficacia, las sesiones se han desarrollado en un ambiente de fraternidad y respeto. Hemos ido aprendiendo haciendo camino juntos. Hemos participado en las eucaristías, hemos compartido la mesa, hemos convivido, hemos orado, nos hemos expresado con libertad y hemos escuchado con atención.

También hemos aprendido de los errores y, tal vez, ahora estamos en mejores condiciones de saber lo que es y significa un sínodo, porque lo estamos viviendo desde dentro.

Agradecemos, de modo especial, la oración elevada hacia el Señor desde las comunidades religiosas, desde los hogares, desde los hospitales y residencias, desde los colegios, desde el trabajo, desde el campo y las ciudades, desde las parroquias, movimientos y asociaciones.

Os esperamos en Sigüenza. Recibid mi cordial saludo y mi bendición

♰ Julián Ruiz Martorell, obispo de Sigüenza-Guadalajara


Álbum del año 2024

subir