Tiempo Ordinario
Domingo, 20 de septiembre 2020
estola de color verde

TIEMPO DE ADVIENTO

Nuevamente la Iglesia, a través de la liturgia, quiere acompañarnos durante todo un año para ayudarnos a vivir cada vez más conscientemente de su riqueza. Como Maestra, año tras año, pone ante nuestra mirada espiritual las fiestas y acontecimientos fundamentales que tienen que marcar nuestro vivir cristiano.

Empezamos uno de los tiempos fuertes: Adviento. Guiará nuestros pasos hasta la Vigilia de la Navidad.

En las Normas sobre el año litúrgico leemos: El tiempo de adviento tiene una doble índole: es el tiempo de preparación para las solemnidades de Navidad, en las que se conmemora la primera venida del Hijo de Dios a los hombres, y es a la vez el tiempo que por este recuerdo se dirigen las mentes hacia la expectación de la segunda venida de Cristo al fin de los tiempos.

Este año 2020 - 2021 haremos el ciclo B año Impar. El fondo que guía el adviento es el mismo, pero con matices nuevos. Los así llamados tiempos fuertes tienen tres ciclos complementarios: A, B y C.

Entre la primera y última venida: Encarnación y Juicio Final; se desarrolla el tiempo de la Iglesia peregrina para iniciar ya con la última venida el día sin ocaso de la Iglesia triunfante.

Nos invita la oración colecta a salir al encuentro de Cristo que viene en Navidad para empezar bien el camino que nos llevará al último día, al juicio final.

Para vivir mejor este tiempo de Adviento, os proponemos la siguiente lectura: Adviento de María (pag. 23)

Colección: Luz en la noche. El misterio de la fe dado en sabiduría amorosa

subir